BLOG

Quiero trabajar en un Crucero
10 Abr

Quiero trabajar en un Crucero

Muy a menudo me hacen esa pregunta…. Tengo un amigo que quiere trabajar en un crucero? Mi hijo quiere trabajar en un crucero? Siempre soné con trabajar en un crucero puedo?

Mi primera respuesta es que un trabajo a bordo no es para todos. Es un trabajo muy duro y exigente. Se trabajan 11 o más horas por día y además se vive y duerme donde se trabaja. Esto es un factor extra de dificultad puesto uno nunca parece “desengancharse” del ambiente laboral. Y como “frutilla” del postre se convive en la cabina (único ámbito realmente personal) con alguien extraño, a menudo de otra nacionalidad y casi siempre con otra cultura. Eso suma dificultades, a menudo, hasta de comunicación, sencilla y simple comunicación. Claro que la compañía hace lo posible por colocar en la cabina algún compatriota, alguien que hable el mismo idioma y que comparta una cultura idéntica. Que respondo antes estas preguntas finalmente?
El trabajo a bordo es muy desafiante, particularmente en Princess y Seabourn. Son dos compañías de primera línea que tienen un alto nivel de servicio y por tanto requieren un alto nivel de desempeño. Entre estos requerimientos esta, el compromiso, la eficiencia, el cumplimiento de programas y de horarios. Y además: SIEMPRE CON UNA SONRISA. Como si fuera poco !!!

Pero tienen muchísimas recompensas, muchas mas que un simple trabajo en un bar o restaurant u hotel de tierra
firme. Y menciono algunas de esas ventajas.

1) Se conocen lugares extraordinarios, verdadero paraísos a los cuales no iríamos aunque tuviese el dinero para hacerlo.

2) Todos los días amanecemos en uno de esos lugares, distintos. Viajamos a la noche y amarramos a la noche.

3) Nos presentan o se nos presentan personas fuera de lo común, gente de todas las nacionalidades que por una semana o mas, están a nuestro cargo, dependen de nosotros y esperan toda nuestra energía y ganas

4) Y finalmente, compartimos nuestro trabajo con personas de 35 países diferentes, con sus costumbres, sus culturas e idiosincrasia propia. Personas que terminan siendo nuestros amigos y en muchos casos NUESTRA PAREJA….. Si nuestra esposa o marido.!!!!!

Asi que cuando le digan a alguien, “quiero trabajar en un crucero” , la respuesta no es sencilla. Pueden estar a las puertas de una vida distinta, única.
Y les puedo decir algo: después de un contrato, tu vida nunca va a ser lo mismo!!!!