BLOG

Mi historia de Éxito por Florencia Nanfara
09 Nov

Mi historia de Éxito por Florencia Nanfara

Desde pequeña desee viajar…. Soñaba con  lugares exóticos y paradisiacos, con playas cálidas de arenas blancas y mares turquesas. También ciudades futuristas y modernas. O simplemente con pueblos sencillos y amables con su particular cultura ancestral.

Pero tenía otro problema: también me gustaba la cocina, en particular los postres: tortas, panqueques y muses eran un desvelo para mí.  Quería cocinarlos y ofrecerlos a los comensales para su deleite y placer.

¿Qué hacer entonces?  ¿Cómo combinar ambas cosas?

Enfrascada en una búsqueda lenta pero continua, aun mientras estudiaba y aun después de recibida, tropecé, repentinamente con la solución. Una solución que en sí, era un destino: ¿porque no trabajar a bordo?

Claro que eso planteaba un problema: ¿Cómo hacerlo? ¿Quién sería capaz de ayudarme? Quien cumpliría con lo que me prometerían? ¿Quién sería serio y profesional? En otras palabras: ¿Quién estaría a la altura de las circunstancias?

Entre las opciones, escribí a Selection Partners, agentes oficiales de una de las compañías más grandes del mundo en el transporte de pasajeros por placer: Princess Cruises.

Fue largo, detallado y completo el proceso de selección. Luego supe por qué: Princess Cruises sólo toma a los mejores. Finalmente quede seleccionada, entre otras numerosas personas, con las experiencias más diversas.

Y espere. Y así llego el día. Dije, entonces,  un adiós temporario a mis afectos y me subí al avión. Aun,  un poco triste por la partida,  no me daba cuenta que comenzaban  los 6 meses más importantes e impactantes de mi vida; seis meses que me cambiarían por completo. Volvería siendo Florencia, pero otra Florencia.

Trabaje duro día tras día, en largas jornadas;  no mentiría si digo que a veces me plantee dejar, volver a mi cómoda existencia, a mis reuniones con mis amigos y a las cenas familiares. Pero no flaqueé. Era mi vida. Y seguí adelante, perseverando. Hubo experiencias buenas y malas, pero nunca baje los brazos.

Finalmente la compañía reconoció mi esfuerzo y mi profesionalismo; mi dedicación y mi conocimiento. Y sobre todo, mi lealtad. Y me dio una oportunidad de avanzar. Era junio de 2006.

Hoy, 10 años después, aquella joven y entusiasta Pastry Chef es una Food and Beverage Manager con mas 10 contratos a bordo y un horizonte de crecimiento sin fin.

Y mis amigos aun son mis amigos. Pero tengo otros, hechos a lo largo del camino, en el trabajo, en el tiempo libre o simplemente en la visitas a esos lugares que imagine y que ya no son parte de mis fantasías, sino de mis realidades.

Que puedo decir…..muchas gracias Selection Partners !!!!